La computadora es un componente esencial en cualquier vehículo actual, tan esencial como la caja de cambios, podría decirse. Sus funciones más elementales son el  control del consumo de combustible y la emisión de gases, pero también se ocupan de asuntos más complejos como el sistema de inyección, el sistema de frenado antiblocaje (ABS) y el control de tracción, cada vez más común en los autos modernos.

También hay computadoras dedicadas a controlar los sistemas de seguridad del vehículo, como las bolsas de aire.  Asimismo, los modelos más modernos y de alta gama incluyen computadoras dedicadas a regular distintos modos de conducción y al sistema de entretenimiento y la comodidad en el habitáculo –cosas como el aire acondicionado, la posición de los asientos, la radio, etc.–. Pero estas computadoras son distintas a las que controlan el funcionamiento del auto, recabando toda la información necesaria a través de sensores dispuestos en distintas partes.

La computadora no solamente sirve para optimizar el rendimiento del auto, también son un herramienta importante para el diagnóstico de problemas. La información recopilada por estos cerebros puede ser recuperada por un mecánico que cuente con las herramientas apropiadas. Toma esto en cuenta cuando elijas en qué taller le vas a hacer mantenimiento a tu carro.

La cantidad de computadoras con que cuente un auto –y las variables que controlan– es un factor clave para determinar su valor. La próxima vez que te preguntes por qué un auto es tan caro, mirar este aspecto puede ayudarte a obtener la respuesta.

Aprende más
computadoras en autos