Revisión Vehicular
¿Qué es una revisión técnica vehicular?

Una revisión técnica o inspección técnica de vehículos es el chequeo preventivo que se realiza periódicamente ante un ente certificador en donde se verifica que el coche cumpla con las normas de seguridad y emisiones contaminantes.

Todos los vehículos de más de tres años de antigüedad deben pasar por estas revisiones de forma obligatoria. La vigencia de un certificado de revisión técnica dependerá del tipo de vehículo y puede variar entre 3, 6 y 12 meses.

Para pasar por la revisión obligatorio, el conductor debe acudir a la planta respectiva y presentar su tarjeta de identificación vehicular y SOAT. En caso que ya haya pasado por una anterior revisión técnica, se debe presentar el certificado vencido o por vencer.

Lo primero que los técnicos realizarán es la inspección visual en donde verifican la carrocería, espejos, parabrisas, láminas de seguridad, parachoques, chasis y vigas importantes del auto. Además pondrán a prueba los diferentes sistemas como la suspensión, la amortiguación, la dirección y los frenos de cada uno de los neumáticos y ejes.

El sistema eléctrico también es revisado. Se verifica la cantidad, intensidad y alineamiento de las luces las luces. Otro punto importante de revisión es la emisión de gases, pues el auto debe cumplir con las exigencias del MTC y no pasar los límites máximos permitidos de para no contaminar el medio ambiente.

En general en una revisión técnica vehicular se chequea que todo el vehículo se encuentre en buen funcionamiento. Pero si tu auto no pasa en algunos aspectos, tranquilo, llévalo reparar o dale el mantenimiento necesario y puedes volver en 30 días para una nueva inspección.