Auto
Fraude La mejor manera de evitar un fraude es usando el sentido común y la intuición.

Vender ese auto que te acompañó en tus primeros viajes familiares, y que fue testigo de grandes aventuras, no es una decisión fácil. Cuando estás transfiriendo la propiedad de una posesión valiosa, como es tu primer auto familiar, naturalmente existe el riesgo de caer en un fraude, especialmente si eres un vendedor primerizo. La mejor manera de evitar un fraude es usando el sentido común y la intuición. Por eso, te aconsejamos tener mucho cuidado con algunas de las estafas más comunes.

Interés por tu auto sin haberlo visto. Ten cuidado de cualquiera que te haga una oferta sin haber visto tu carro; los compradores serios querrán ver el auto, preguntar sobre él, y muchas veces, te pedirán una prueba de manejo para asegurarse que todo funcione correctamente. Si notas mucha insistencia por parte del comprador, y peor aún si te dice que va a enviar a alguien más para recoger el vehículo y hacer la transacción, entonces se puede estar tratando de un fraude.

Compradores distantes. Los compradores que viven lejos no siempre son defraudadores, especialmente si estás vendiendo un auto clásico o difícil de conseguir, ya que es normal encontrar interesados en todas partes del país. Sin embargo, si estás vendiendo un auto común, es necesario que prestes mayor atención a estos compradores potenciales, ya que los interesados que viven lejos pueden encontrar un auto como el tuyo en su misma ciudad.

Cheques falsos. Muchas veces, es difícil darse cuenta con rapidez si te están dando un cheque verdadero o uno falso, ya que suelen verse tan parecidos, que incluso, los mismos empleados del banco lo dudan. Por eso, lo más recomendable es ir con el comprador al banco y comprobar que la cuenta tiene fondos; así, no correrás el riesgo de caer en un fraude.

Fraudes de pago excesivo. Este es uno de los fraudes más comunes que se cometen en la venta de autos. Esto ocurre cuando el comprador te dice que alguien más le debe plata, y que ese monto supera tu precio de venta; es así, como el comprador quiere engatusarte para que accedas a realizar la transacción con él. El comprador te pide que le des el auto, a cambio de que esperes unos días más a que la persona que le debe ese monto de dinero te lo de todo a ti. Si te encuentras bajo esta situación, recuerda que primero debes tener el dinero en tu cuenta antes de entregar tu vehículo.

Recuerda

Muchos delincuentes llegan a la cita con un cheque falso, y a veces, es muy difícil notarlo; por eso, antes de entregar los documentos de tu auto familiar, lleva al comprador al banco y comprueba que todo esté en orden. Una vez se haya realizado la transacción, no dejes que el auto se quede a tu nombre, ya que puedes ser vulnerable a que personas lo utilicen para actos delictivos.